Cómo soldar aluminio de forma rápida y segura

Soldar aluminio no es tan complicado como parece, sin embargo precisa de técnica y seguir reglas básicas para conseguir un trabajo de calidad. En la actualidad hay una gran variedad de opciones que permiten realizar esta labor de forma segura, rápida y eficiente. Aquí una guía práctica de cómo soldar aluminio en casa.

Lo primero es entender que el proceso se refiere a la fundición de dos componentes de metal para unirlos con precisión.  Luego contar con las herramientas y el espacio necesario, practicar los movimientos de soldadura. En ocasiones se necesita de paciencia para lograr la exactitud requerida.

Cómo soldar aluminio fácil y rápido. Paso a paso

Es posible hacer un taller de soldadura en casa si se cuenta con un espacio amplio, para ello resulta  imprescindible mantener orden en el lugar, contar con todos los equipos, materiales y adoptar las medidas de seguridad. Al cumplir con estos requisitos es momento de ponerse manos a la obra:

Limpiar el aluminio y la varilla de relleno

Para lograr una soldadura experta el primer paso consiste en limpiar el aluminio, toda vez que a este suele formársele una capa de óxido, se derrite al estar en contacto con altas temperaturas y estropea el proceso.  Es recomendable en este paso utilizar una lana de acero o cepillo de acero inoxidable.

 Sujetar las piezas con abrazaderas

De esta manera se tiene la certeza que no se moverán y no terminarán con agujeros en vez de uniones. Es necesario asegurarse de una alineación perfecta.

Precalentar la pieza

Cuando el aluminio está a temperatura ambiente es complicado de unir, además se arriesga a tener una unión débil. La mejor alternativa es someterlo previamente a calor no mayor de los 200 grados centígrados, ni menor a los 150 grados.

Comenzar a soldar

Es común preguntarse ¿cómo soldar aluminio con un soplete? Una vez con todo en su lugar se debe colocar el amperaje correcto. Se recomienda un amperio por cada 0,025 milímetros de grosor del aluminio. Algunos sopletes tienen botón, con este se crea un arco eléctrico pero otros solo cuentan con pedal, de ser este el caso debe presionarse hasta lograr el arco.

El soplete se mueve por toda la línea de soldadura, así se formara el empate. Depende el tamaño de la pieza se define el grueso el cual se dejará.  Es importante ir alternando la temperatura para evitar fundir demás y hacer agujeros. En la media que avanza el proceso el fundente cambia de color, lo normal es a marrón claro. Cuando pasa a negro hay demasiado calor, en este punto se recomienda esperar a estar un poco más frio.

Para terminar se apaga el soplete poco a poco, proceder a retirar los excesos y se deja enfriar el objeto.

Tipos de soldadura de aluminio

Son dos los tipos de soldadura que se pueden emplear cuando se necesitan unir dos piezas de aluminio:

  1. MIG: Es un electrodo de metal, funciona como material de relleno. Es ese tipo el recomendando par materiales ferrosos como el aluminio.
  2. TIG: Para este método se usan electrodos de tungsteno, durante el proceso se funde y sirve para todo tipo de metal.

Es importante saber que cuando se usan máquinas de soldar MIG se reducen lo costos porque fueron diseñadas para eso, pero si se busca más calidad entonces la inclinación debe ser hacia los aparatos TIG.

Con qué soldar aluminio

Antes de empezar el trabajo de soldadura es indispensable tener a mano todas las herramientas necesarias. Para hacerlo en casa es indispensable contar con:

  • Maquina soldadora
  • Soplete
  • Electrodo de metal o de tugsteno
  • Gas de argón
  • Agua
  • Cepillo de acero inoxidable o lanilla
  • Abrazaderas
  • Lima

¿Por qué practicar la soldadura?

Para quienes no tienen experiencia en soldar aluminio es importante practicar para de esa manera evitar accidentes y tener la seguridad de hacer un buen trabajo. Lo más adecuado es practicar con el soplete apagado, este debe colocarse en angulo de 10 grados y la varilla de relleno a unos 90 grados.

Luego se mueve el soplete por el lugar a soldar y verificar que con los movimientos se pase por toda la línea de soldadura. Se usa la mano completa no solo los dedos, así tendrá más precisión.

Riesgos y prevención al soldar aluminio

Aunque con las instrucciones precisas el procedimiento resulta sencillo, también es cierto que existen riegos cuando se ejecutan estas labores. De allí la importancia de poner en práctica medidas de seguridad al soldar aluminio:

  • Existen riesgos de contactos eléctricos, para evitarlo se recomienda controlar el valor de la resistencia a tierra y no puentear las protecciones porque estas no garantizan la continuidad del circuito. Tampoco se deben usar los aparatos con los guantes mojados.
  • Si hay alguna fuga de gas se corre el riesgo de provocar un incendio. Es necesario chequear las bombonas.
  • Al tener contacto con los objetos a altas temperaturas o las chispas, el soldador puede sufrir quemaduras. La forma de evitarlo es usar pantallas adecuadas en el rostro, cubrirse todas las partes del cuerpo teniendo cuidado que la ropa no sea de materiales sintéticos.

We will be happy to see your thoughts

Leave a reply